El paisaje de Patones cambia por las estaciones y permite realizar un sin fin de actividades