Cerro de la oliva

By Iris Martín  •  at  •  Geología

Una mirada a nuestro pasado

El cerro de la Oliva, sobre la Cueva del Reguerillo y en una posición estratégica cerca de las confluencias del río Lozoya y el Jarama ha sido un lugar habitado desde hace miles de años. Hay testimonios arqueológicos de cazadores del Paleolítico Superior; de agricultores del Neolítico y de los primeros forjadores de la Edad del Bronce. La parte alta del yacimiento es una ciudad romana sobre la que se asienta una necrópolis visigoda.

En esta situación estratégica se pueden observar diferentes lugares de interés geológico. Asomándose al río Lozoya se aprecian en su magnitud las paredes verticales del cañón calizo muy frecuentado por escaladores.

Mirando hacia el NE se ven las cárcavas. El color anaranjado se debe a las arcillas que se depositaron sobre los yesos formados en un clima más cálido y seco, típico del terciario. El agua de lluvia produce arroyadas que modelan estos terrenos dando forma a torreones y pirámides conocidos como chimeneas de hadas.

Puedes descargar el folleto “Lugares de interés geológico” en castellano o inglés para conocer más sobre los episodios de una historia que ilustra nuestro diverso paisaje.

Cerro de la oliva
3 (60%) 2 votos
About the Author
Related Posts

Un pequeño tesoro para el estudio de la geología

Las características de las calizas han desencadenado una serie de acontecimientos naturales e...

Un lugar privilegiado para conocer qué pasó en este territorio hace sesenta y cinco millones de años

Leave a Reply