Categoría: Patones de Arriba

Patones de Arriba, es uno de los mejores y más representativos ejemplos de la arquitectura de pizarra negra, siendo un ejemplo único en la Comunidad de Madrid, lo cual le ha hecho merecedor de ser declarado en el año 1999 Bien de Interés Cultural en la Categoría de Conjunto Histórico, por su gran valor etnográfico y ambiental. La calidad de conservación de su patrimonio arquitectónico y su enclave en un paisaje singular, hace de Patones de Arriba un lugar privilegiado para conocer e interpretar la evolución de las sociedades humanas desde las más ancestrales formas de vida.

La traza y tipología de Patones de Arriba, se remonta a la época prerromana como confirman los restos hallados en el yacimiento de la Dehesa de la Oliva y en otros restos de poblamientos del Sistema Central. En la parte baja del núcleo se ubican las casas que cuelgan mágicamente sobre empinadas calles de pizarra, y en la parte alta encontrarás los restos más antiguos: tinados y arrenes muestra de la importancia que tuvo la ganadería en la economía patonera.

Un paseo por sus calles nos traslada a tiempos remotos en los que sus gentes vivían únicamente de lo que la tierra aportaba, usando los materiales del entorno y creando construcciones perfectamente integradas, alimentándose  de lo que el campo y la cría de animales les ofrecían. Siendo un claro ejemplo de sostenibilidad ambiental. Un museo vivo donde descubrimos la herencia y el saber de las gentes que lo poblaron y que aún lo conservan.

La que fue la iglesia de Patones de Arriba es en la actualidad nuestra oficina de turismo

Las viviendas forman un precioso entramado de callejuelas

Construcciones fruto de una herencia pastoril

El que fuera lugar de encuentro de los vecinos es hoy un espacio para descansar

En Patones cada familia trillaba el cereal en su era, todas empedradas en pizarra o caliza