Los tinados estaban destinados para cobijar al ganado ovino y caprino. Están formados por un corral con una puerta de acceso donde se seleccionaba los animales para su ordeño. Después se pasaba a una segunda zona que estaba cubierta y que tenía un pequeño zarzo para evitar que se escaparan. Dentro de la parte cubierta estaban los pesebres donde se echaba la comida de los animales.

Los arrenes son construcciones rectangulares realizadas a base de pizarra y sin cubierta  ni divisiones internas. La característica peculiar de los arrenes es la ausencia de puerta, teniéndose que una parte de la pared para acceder al interior.

Valora este contenido
About the Author
Related Posts

La que fue la iglesia de Patones de Arriba es en la actualidad nuestra oficina de turismo

Las viviendas forman un precioso entramado de callejuelas

El que fuera lugar de encuentro de los vecinos es hoy un espacio para descansar

Leave a Reply