Antiguo canal de riego de la Vega del Jarama

A finales del siglo XVIII el Conde de Cabarrús adquirió los derechos de las aguas de nuestra vega del Jarama y comenzó a construir el canal de Cabarrús. El canal de casi 13 kilómetros discurría, desde el Pontón de la Oliva hasta Torrelaguna. Contaba a lo largo del recorrido con 6 puentes, 3 acueductos, 8 casas de guardia, acequias y dependencias auxiliares como la casa de Oficios.

El Canal de Cabarrús y las ventajas de un sistema de riego tuvo gran influencia en la calidad y cantidad de la producción de las huertas de la vega del Jarama. La agricultura fue durante siglos la principal fuente de ingresos económicos en Torremocha. También un medio para complementar la economía de subsistencia de los vecinos de Patones, Uceda y Torrelaguna. Nuestros vecinos de Patones de Arriba diversificaban su alimentación con los productos que les ofrecían las huertas. Hoy en día se conservan variedades locales como el tomate gordo de Torrelaguna o la calabaza gigante de Patones.

A mediados del Siglo XIX comienza la construcción del Canal de Isabel II para el abastecimiento de agua a la ciudad de Madrid. Entonces comenzaron a aparecer los primeros problemas para el riego. En 1852 se destruyó la presa que aportaba agua al canal de Cabarrús para construir lo que es, hoy en día, la Presa del Pontón de la Oliva.

El canal prácticamente se  abandonó salvo poco más de un kilómetro de acequia que aun se sigue utilizando por los vecinos de Patones para regar las huertas de las Gorroneras. 

Desde Patones de Abajo podéis disfrutar de un estupendo paseo junto a la acequia y varios puentes del Canal de Cabarrus.

Valora este contenido
About the Author
Related Posts

Impresionante obra de ingeniería que baña de paisajes de agua nuestro municipio

¿Sabías que en Patones tenemos cuatro canales y varias presas?

La primera presa de abastecimiento de agua de Madrid, descubrelá

Leave a Reply